Etiquetas

, ,

“Goya fue un genio capaz de mover el mundo anterior, el mundo contemporáneo y el mundo del porvenir para hacernos entender lo que somos”, afirmó la historiadora de arte y experta en la obra de Goya Manuela Mena en el canal Youtube de Fundación Ibercaja, donde ofreció la videoconferencia “Goya: en qué reside el genio”.

En el mismo día en que nació Francisco de Goya, un 30 de marzo de hace 275 años, Fundación Ibercaja inauguró con la intervención de Manuela Mena el ciclo de conferencias “Goya: un pintor genial”, organizado por Fundación Ibercaja y la Real Sociedad Económica de Amigos del País. El programa fue presentado por el director general de Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo Escrig, quien afirmó que “dedicar tiempo a Francisco de Goya es una forma magnífica de enriquecernos todos y de mejorar nuestras vidas”, y añadió que “este ciclo nos pone en bandeja un modelo de persona y de artista que nos va a servir de ejemplo para afrontar los retos de nuestro momento histórico”. Para el Director General de Fundación Ibercaja, “Goya nos da las claves para ser mejores profesionales y mejores personas”.

También un 30 de marzo nació Vincent van Gogh, recordó Manuela Mena, y señaló que a los aries “se les define por abrir caminos, como las cabritas que van abriendo caminos en lo alto de las montañas”. Mena se preguntó cómo podemos definir un genio y empezó por mencionar otros personanjes de la misma época que Goya, fin del siglo XVIII y principos del XIX, que podrían ser considerados genios, según su opinión. Para Manuela Mena son genios  la escritora Mary Shelley, que con poco más de veinte años escribió Frankenstein. “Goya también crea monstruos —afirmó—, pero sacándolos de lo más profundo del ser humano”. Otros genios, según la historiadora de arte son Johann Wolfgang von Goethe, William Blake, Ludwig van Beethoven o Napoleón Bonaparte. Se declaró admiradora de este último, el general que más batallas ha ganado en la historia de la humanidad, “por su portentosa inteligencia”. Recordó alguna de sus frases más célebres: “No se conduce a un pueblo más que mostrándole un porvenir: un jefe es un vendedor de esperanza” o “La historia es una consecución de mentiras sobre las cuales estamos todos de acuerdo”.

En cuanto a Goya, Manuela Mena dijo que Goya es un genio no solo en Aragón y en España, “los historiadores británicos definen a Goya sistemáticamente como un genio”, dijo, y añadió que “la idea del genio está siempre que se habla de Goya”. Explicó que “el genio se define en primer lugar por la inteligencia. Goya es una personalidad de una inteligencia superior”. Otras carácterísticas de un genio son, según Mena, la creatividad y la universalidad, “los genios no se centran en una cuestión propia única, sino que todo lo disponen en una cuestión universal. Goya criticó los vicios y pecados de los hombres de todos los tiempos”, señaló.

La originalidad, el valor para mantener las ideas propias y no cejar en ellas, la honestidad, el entusiasmo, el saber a dónde quieren llegar, la energía dinámica, perfeccionismo y sentido del humor son, según Manuela Mena, otras características propias de los genios, que son, además, según la experta, muy persuasivos.

Manuela Mena recordó que “Schopenhauer decía que un genio alumbra en su tiempo igual que un cometa ilumina en las órbitas de los planetas al pasar a través de ellas”; sin embargo, discrepó porque “no todos los genios han sido capaces de iluminar en su propio tiempo. A veces el genio ha pasado inadvertido, no se ha conocido en su momento lo que va a ser después. En ese sentido tenemos la obra de Goya”.

Mena mostró un autorretrato de Goya de 1695, “una manifestadicón del autorretrato de un genio: los cabellos de punta saliendo hacia fuera son la forma de representar conceptualmente desde el siglo XVII a las personas creativas y con imaginación.

Goya se muestra en una medalla condecorativa cuando en España los artistas no habían conseguido estas medallas y los artistas estaban más cerca del artesonado.  Una medalla de sí mismo a sí mismo maniféstándose quién es”.

Habló del Goya retratista que “crea una iconografía de unos reyes fantástica”. “Cuando vemos retratos de otros pintores contemporáneos, podemos observar la diferencia con los de un genio. Goya es capaz de mejorar la fealdad y de poner a los retratados como personas de cierta nobleza, incluida María Luisa de Parma”, dijo.

Otra muestra de la genialidad de Goya son para Mena “los retratos de los Duques de Alba, Jovellanos o la Familia de Carlos IV, un manifiesto de los borbones hecho apara el momento en que va a venir el embajador francés: aquí no nos han cortado la cabeza y somos muchos: hijos y nietos que van a segiuir por los siglos de los siglos. Una obra majestuosa”. Manuela Mena explicó que “en las obras que hace para el rey, Goya siguió trabajando en el conociemotno del ser humano que es lo que más le ha interesado en su vida”.

Manuela Mena se refirió a otras obras que ponen de manifiesto la genialidad de Goya, como el 2 y 3 de mayo, “que se han convertido en simbolos que llegan al mundo moderno para revelar la inocencia de aquellos a lo que están fusilando”.

Otras pinturas relacionadas con el genio son, según Mena, sus composiciones, las brujas, las pinturas negras, La maja desnuda o “El Coloso, una obra fechada en 1800, un gigante ante la luna y ante el amanecer de un nuevo siglo”. Mena afirmó que Goya usó el torso de Belvedere, fragmento de la estatua de un desnudo masculino firmado por el escultor ateniense Apolonio de Atenas que también utiliza en su obra “Saturno devorando a su hijo”.

Manuela Mena apuntó otro aspecto de Francisco de Goya que revela su genialidad y es “su capacidad para escribir”. Señaló que el título “El sueño de la razón produce mostruos” lo achacan a otros porque no se creían que lo hubiera escrito Goya.

Se puede ver la videoconferencia en el siguiente enlace: