Etiquetas

, ,

Print

Este es un buen ejemplo de estrategia de marca global, Freixenet, con una buena estrategia de comunicación y marketing a nivel local. Ya son 100 años los que está celebrando la conocida marca de espumosos desde que Joan Sala Tubella iniciara el negocio del cava en Sant Sadurní d’Anoia. La Freixeneda, finca del siglo XIII situada en el Alto Penedès donde nació Tubella, dio nombre al marca.

Para celebrar este siglo de vida la compañía ha puesto en marcha en Aragón una iniciativa única en España, en la que ha invitado a cien artistas a mostrar su talento y genialidad en otras tantas botellas  de la firma, decorándolas con su  arte y cada uno con su singular estilo. Con este motivo se ha editado un catálogo que recoge las obras y los nombres de sus protagonistas, que acompaña a  las exposiciones.

Destacados creadores en campos que van desde la pintura a la escultura, pasando  por la fotografía, el diseño gráfico o la arquitectura, conforman una muestra singular que da cuenta del talento creador de los artistas aragoneses.

IMG_5687

La inauguración tuvo lugar el pasado mes de febrero en ETOPIA (Centro de Arte y Tecnología del Ayuntamiento de Zaragoza), posteriormente se expuso en Huesca y, desde el 31 de marzo hasta el 3 de abril se podrán contemplar en el stand que Freixenet exhibirán en el salón Alimentaria 2014 (Fira de Barcelona, recinto Gran Vía).

Al término de su recorrido, las obras de arte se venderán al precio simbólico de 150 euros cada una y el importe recogido se donará a la FEAPS (Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo) con sede en Aragón.

Puntos de encuentro con la tierra

Desde hace casi 20 años, la firma elaboradora de cava viene desarrollando diferentes jornadas gastronómicas en los establecimientos aragoneses, impulsando así la desestacionalización del consumo del cava. Durante los últimos cinco años ha sido la trufa negra (tuber melanosporum) la compañera ideal para el espumoso y fueron decenas de restaurantes los que participaron, siendo pioneros en la promoción del diamante negro.

Anteriormente la nieve en el Pirineo, el cine, la cocina internacional y productos con denominación de origen de la Comunidad Autónoma, han sido objeto de distintas jornadas gastronómicas que se han desarrollado en bares y restaurantes.

Este año, y en colaboración con varias queserías, está siendo el queso de Aragón el que sirve de acompañamiento a las jornadas que se llevan a cabo entre los meses de enero y febrero coincidiendo con la celebración de los 100 años de la marca, que no así de la empresa vitivinícola, que es anterior a 1914. Se muestra así, una vez más, la vocación de Freixenet de encontrar puntos de encuentro con los productos de la tierra.

freixenet_etopia_8

 

Anuncios