Etiquetas

, , , ,

Autorretrato. Grabado

Autorretrato. Grabado

Tomas Harris fue un coleccionista y espía inglés tan audaz como sensible al arte. Una personalidad que culminó su polifacética trayectoria con una profunda investigación de la obra gráfica de Francisco de Goya, convirtiéndose en una referencia clásica para su estudio que aún permanece vigente.  El día 30 de marzo, coincidiendo con el nacimiento del pintor, Fuendetodos inauguró una exposición sobre Harris, en una especie de feliz comunión entre el espía entusiasta y su admirado maestro grabador.

Pero las celebraciones de Goya se celebran estas semanas por el mundo. Amén de las pinacotecas internacionales que el 30 de marzo hicieron de alguna de sus pinturas la obra del día, en Santander, Vitoria, Cádiz, Ibiza, Ponce (Puerto Rico) o Lima (Perú), acogen exposiciones en relación al aragonés. El Caixaforum de Barcelona ha batido récord de visitas con la muestra Goya, luces y sombras y el Louvre de París le ha dedicado una sala permanente. En torno a cuatro cobres y varias obras de dudosa atribución, el museo más visitado del mundo acentúa en su denso y prolongado discurso museográfico el papel del aragonés en la Historia del Arte e insta al debate sobre el hecho creativo.

Hay una realidad en la que a veces en Aragón no se repara: no hay ningún hecho histórico, ni acontecimiento, ni personaje de origen aragonés que tenga la potencia y el reconocimiento mundial del de Fuendetodos. El análisis y estudio de la viabilidad de una posible marca Goya en Aragón arroja algunas reflexiones de interés. Si las instituciones aragonesas que poseen obra suya la han prestado a instituciones prácticamente de toda Europa y algunas de Latinoamérica y Asia, ¿no se podrían retornar esos flujos de interés hacia Aragón? En la provincia de Zaragoza está el símbolo de un pueblo natal ligado al encanto del tipismo y de lo autóctono, con un proyecto museístico pionero en su concepción; un legado mural del Goya joven, no explotado por las nuevas fórmulas didácticas y culturales, y recurso para el territorio; un centro de investigación con vocación internacional y un gran corpus de obra concentrado en los Museos Camón Aznar-Ibercaja y Provincial. Y también, un proyecto de Espacio Goya de potencial catalizador, largamente proyectado y, tristemente, sin futuro a la vista.

El análisis de lo externo arroja más fortalezas. Aragón se encuentra en el centro geográfico de la biografía goyesca que pasa por Italia, Madrid, Andalucía y Francia, y por tanto, de sus potenciales flujos de visitantes; y, por nuestra renta de situación, en el centro de las Comunidades Autónomas que más cultura consumen. Goya es uno de los principales reclamos del Prado (cuyos primeros públicos por procedencia son de la Comunidad de Madrid, Italia, Francia y EE.UU.). El artista se encuentra entre los iconos de la cultura española más buscados en Internet y su plasmación de la Guerra de la Independencia, la de Los Sitios de Zaragoza, entre la iconografía cautivadora del público extranjero.

Los vertiginosos cambios en la concepción tradicional de museo y de las formas de hacer turismo han hecho que el visitante cultural ya no sólo demande arte, sino también experiencias. ¿Qué obras, qué gigantes buscan los miles de personas que anualmente recibe la Ruta del Quijote? El símbolo, el relato intangible. Y con él, un territorio explota otros activos turísticos. En el mundo ya se cuentan decenas de proyectos en torno a prohombres de cuyos aciertos y errores se puede aprender mucho. El astronómico Paul Klee Zentrum de Berna (obra de Renzo Piano); el Gaudí Center, en Reus, (localidad natal en la que el arquitecto nunca proyectó un edificio) o el Espacio Van Gogh, en Arlés (nombre que le dieron al hospital en el que estuvo internado, hoy sede del ayuntamiento), son sólo ejemplos de fórmulas a muy distinta escala de cómo los territorios se apropian del símbolo de sus artistas.

Pese a la complicada coyuntura económica, los grandes museos españoles, y otros de menor rango, batieron en 2011 récord de visitantes, lo que demuestra que el arte bien gestionado es un valor perenne. Que no sean tiempos para la lírica no es óbice para que no sea tiempo para la reflexión y la reivindicación de Goya en la tierra que soñó ser el artista que fue. Aragón tiene potencial para generar su experiencia Goya bajo una marca propia que aúne todos sus valores, y para eso, es evidente, se necesita dinero, pero también voluntad, creatividad y comunicación.

Casa natal de Goya en Fuendetodos

Casa natal de Goya en Fuendetodos

Anuncios