Las asociaciones o colectivos de amigos de los museos constituyen uno de los principales públicos de sus respectivas organizaciones debido a la implicación y fidelización para con la institución, así como por el potencial que estos públicos pueden tener como embajadores del museo o por su influencia a la hora de captar fondos y nuevos mecenas.

Ya en 1975 se creó en Bélgica la Federación Mundial de Amigos de los Museos(WFFM/FMAM), una organización internacional no gubernamental, sin ánimo de lucro, que reúne y apoya a los Amigos de los Museos en todo el mundo y a sus voluntarios, con el objetivo de sumar esfuerzos para el conocimiento y la difusión del patrimonio. Está compuesto por 18 federaciones nacionales y 27 asociaciones presentes en 36 países diferentes. La creación de esta entidad ya da idea de las sinergias que se dan entre estos colectivos y el potencial de la puesta en común de experiencias de interés y la búsqueda de soluciones en común.

Algunas de estas asociaciones y sus instituciones nodrizas han puesto en marcha iniciativas para compartir su filiación con otros museos. Es el caso del Museo Nacional del Prado y el Museo del Louvre, cuyas entidades amigas mantienen un acuerdo por el que sus miembros pueden beneficiarse de un importe reducido en la donación a la hora de obtener su carnet de Amigo del otro museo.

Para beneficiarse de este acuerdo debe introducir el código que le ha sido facilitado por la Fundación. Solo así podrá acceder a un espacio reservado donde podrá informarse de todas las ventajas derivadas de este acuerdo. Si lo desea, también puede adherirse a los Amigos del Louvre, en las mismas condiciones especiales, en su próximo viaje a París; para ello solo tiene que dirigirse a la oficina de los Amigos del Louvre situada en el pasillo del Gran Louvre en la pirámide, mostrar su carnet de Amigo del Museo del Prado en vigencia y formalizar su alta.

Anuncios